Al día

Consternación mundial por la muerte de Kobe Bryant

Pocas veces se alzan voces de consternación a nivel mundial como ocurrió con la muerte el domingo de la leyenda del baloncesto Kobe Bryant en un accidente de helicóptero en California, en el que también fallecieron su hija y otras siete personas.

Un equipo de 18 personas investiga este lunes las causas del accidente en el que perecieron el quíntuple campeón de la NBA, de 41 años, su hija Gianna de 13, los otros seis pasajeros y el piloto que viajaban en un helicóptero Sikorsky S-76 que cayó a tierra el domingo en las colinas cercanas a Calabasas, en el sur de California.

Daryl Osby, jefe de bomberos del condado de Los Ángeles, informó que esa oficina recibió una llamada de emergencia informando del accidente y que al llegar al lugar del siniestro los paramédicos comprobaron que no había supervivientes.

Bryant viajaba en su helicóptero privado, que partió desde el Condado de Orange, donde vivía, cerca de las 09:00 hora local. Cincuenta minutos después el helicóptero se precipitó contra el suelo y estalló en llamas. Consultada por la AFP, la policía de Los Ángeles indicó que la falta de visibilidad era tal que sus propios helicópteros fueron dejados en tierra el domingo hasta el mediodía, cuando el cielo se despejó. «La situación metereológica no respondía a nuestros parámetros mínimos de vuelo», dijo el portavoz de LAPD, Josh Rubenstein.

Algunos fanáticos se desplazaron al lugar del accidente, provocando embotellamientos que retrasaron incluso la llegada de algunos investigadores, por lo que la policía pidió que la gente se mantenga alejada. «En términos logísticos es una pesadilla porque el sitio del accidente en sí no es de fácil acceso», dijo a los periodistas el sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva. «Es un terreno muy accidentado, muy peligroso incluso en pleno día y más en medio de la noche», advirtió.

Desde el presidente Donald Trump y su antecesor Barack Obama hasta las máximas figuras del baloncesto y otros deportes como el fútbol, así como el mundo del espectáculo, se mostraron en shock por el deceso de quien es considerado una de las mayores estrellas en la historia del baloncesto, un competidor implacable.

Dos números de apertura de los premios Grammy la noche del domingo estuvieron dedicados a la estrella de Los Angeles Lakers, precisamente en el Staples Center que lo vio brillar y donde cientos de fanáticos se congregaron para rendirle homenaje. «¡Esta noche es por Kobe!», gritó la cantante Lizzo, y a quien le siguieron sentidas palabras de la anfitriona Alicia Keys, que también le dedicó a Kobe una canción con Boys II Men.

Fuente: https://www.leonoticias.com/www.josecardenas.com

Lo más leido

To Top